III SIAI Madrid 2014, una puerta abierta a la inclusión

sep 25, 2014
alvaro

El Seminario Internacional de Arte Inclusivo (SIAI) celebrado en diferentes espacios de Madrid ha sido sin duda uno de los más interesantes que he podido ver en los últimos tiempos.

10665838_10203678047489249_7471806491390995996_nLa presentación se llevó a cabo en el Auditorio del Thyssen, donde quedó de manifiesto uno de los aspectos comunes a nuestros museos, la accesibilidad, ya que es uno de los pocos espacios del museo que no está adaptado, lo cual dio bastante que hablar. No obstante eso es secundario, la labor que hace el Museo Thyssen en aspectos de educación y de inclusión es conocida y no creo que deba quedar en segundo plano por un problema de diseño previo a las leyes actuales de accesibilidad.

En cuanto al Seminario solo puedo decir que fue un verdadero éxito, desde el principio se adaptó a las necesidades y problemáticas que pudieran surgir. Todo lo que se decía en las salas del Thyssen en la jornada inaugural, como en la Casa Encendida durante el resto del SIAI se traducía a lengua de signos y se veía por una pantalla con subtítulos, un recurso sin duda necesario ya que se contaba con asistentes con problemas de audición. La calidad de los conferenciantes, el alto nivel internacional que hubo no hizo sino mostrar la importancia que tienen este tipo de actividades.

El Primer conferenciante, Henrique Amoedo, un coreógrafo de Madeira,  fue sorprendente, además hicimos con él una coreografía que fue grabada en vídeo y que espero salga pronto. Jordi Cortés, de “Liant La Troca”,  presentó unas pequeñas piezas con unos bailarines, todos con diversidad de capacidades que dejó boquiabiertos a los asistentes y demostró que no hay más barreras que las que uno se impone en cuestión de superación. Victor López de Capacitarte mostró el trabajo internacional que fue el proyecto “Miradas, entre España y Rusia”, y Cristina Arauzo de Dan Zass Madrid hizo visible su labor con diversos colectivos a través de la danza, mostrando sus pautas de trabajo de forma didáctica con la colaboración de uno de los asistentes.

Las comunicaciones, como siempre fueron realmente interesantes pero a mi juicio muy breves, apenas 8 minutos para poder contar actividades tan interesantes como la labor de Lorena López y su investigación sobre Arte y Alzheimer. El proyecto de Antonio Belmonte, un chaval con autismo que está estudiando en el conservatorio, la propuesta de empoderar a niños y jóvenes con parálisis cerebral de Helena Aikin, o Jolanda F. Ruiz con su proyecto sobre arte y enfermedad mental o Myrtha Casanova y el arte de la inclusión además hubo un cambio y Alicia Sanchez y Carmen Vilches hablaron de adolescencia y conflicto: La inclusión a través de la creatividad.

El jueves fue sin duda un día muy completo y complejo, con proyectos tan ambiciosos como sorprendentes. Comenzamos con una conferencia en Japonés de la mano de Kyoko Suzuki de Big-I Art Project de Oxaka, lo cual era increíble ver como se traducía simultáneamente al castellano por un colaborador, y esta traducción se pasaba a los subtítulos y a la lengua de signos, 4 maneras de decir lo mismo para las diversas necesidades. Su proyecto me pareció realmente increíble y una muestra de que el apoyo institucional que reciben hace que se puedan generar un concurso a nivel mundial, así como la producción industrial de merchandaising de las obras más importantes vendiéndose no por ser obra de un artista con necesidades especiales si no por el valor en sí mismo que tiene como pieza artística, sin duda un gran paso hacia la inclusión.10557326_10203663344641687_7207036233991567203_n

Carlos Guerrero desde Colombia trajo sus “prácticas artísticas inclusivas” su proyecto es digno de mención, de lectura y revisión ya que muestra como con pocos recursos se genera un espacio de vínculo inclusivo entre el arte, los artistas y la sociedad del entorno, siendo verdaderamente un ejemplo de inclusión importante. Miguel López Melero habló de ejemplos de educación inclusiva, y estoy de acuerdo con él en un aspecto fundamental, y es que no podemos hablar en un seminario de inclusión y todavía seguir usando el término discapacitado. Además volvimos a reiterar el problema de muchos espacios expositivos cuyas arquitecturas o proyectos no están pensadas de forma inclusiva.

Alberto Gamoneda de Educathyssen habló sobre el programa de educación social del Museo, destacaría el proyecto “Nosotras” del que se proyectó un vídeo. El Museo Thyssen hizo visible su trabajo de inclusión, lo que creo que ayuda a eliminar esa obsoleta imagen que aún se tiene sobre los museos y su distanciamiento con la sociedad.

Reyes Lunch del Museo Tiflológico de Madrid mostró brevemente uno de los museos más interesantes que conozco,  aunque no estoy del todo de acuerdo con la forma en la que se trató la inclusión. “Educación por la paz” de Juliane Tutein desde Berlín volvió a tener que ser traducido del alemán al castellano y de ahí al subtitulado y a la lengua de signos. Su propuesta me resultó difícil de seguir pero interesante. “Aptent soluciones” plantean la tecnología para mejorar el ocio inclusivo de diferentes colectivos como sordos o personas con ceguera a través de aplicaciones que buscan espacios de teatro adaptado.

Kaleidoscope es un proyecto ya presentado en el II Congreso Internacional de Educación y Accesibilidad de Huesca, organizado en mayo por  el Máster en Museos: Educación y Comunicación, me encanta, el trabajo que hacen para atraer el arte a través de distintos sentidos, la experiencia multisensorial es una de esas cosas que tenemos pendiente de hacer en muchos museos.

Inmaculada Retamero, trabajadora social y sexóloga hizo una breve performance de cómo, al ayudarte un asistente personal, puede llegar a mejorar la situación, cabe destacar que ella va en silla de ruedas y que eso lejos de ser un impedimento, ha sido un paso más en su proceso de lucha y adaptación.

Soledad Mardones hizo un  breve paseo por la evaluación de la edad mental basada en el dibujo infantil y la expresión plástica, un recurso importante para poder trabajar el arte infantil o poder calcular la edad mental aproximada de una persona con necesidades educativas especiales o diversidad de capacidades en el ámbito psíquico mental.

El viernes fue el día de la creación colectiva, la performance “unificación”  dirigida por Henrique Amoedo en el Circo Price, un lujo haber podido participar en ella, en apenas un par de horas consiguió que un grupo tan amplio como diverso sintiéramos la magia de una coreografía sencilla pero impactante. Luego fue el turno de Marta Cantero y Juan Ramón F. Puñal que hablaron de la FNAD, una federación de distintas asociaciones, colectivos o artistas vinculados con la discapacidad. El congreso se cerró con una clausura muy emotiva y con la noticia que el SIAI pasará a ser bianual.

1606495_10203688767837251_7749795479250244094_oMis conclusiones son varias:

Lo primero, una frase que se dijo en la jornada inaugural y que vino a decir que la persona no es discapacitada por sí misma, es la sociedad, su entorno lo que le genera barreras que le impiden ser capaz, se recalcó en un aspecto importante, trabajar la inclusión significa pensar  en las necesidades de las minorías para adaptar nuestro trabajo y así incluirnos en una mayoría, generalmente estas mejoras van a ayudar a estos colectivos, pero también van a mejorar nuestra vida diaria.

Para trabajar la inclusión debemos olvidarnos de mirar en las discapacidades o las necesidades de las personas y pensar en sus potenciales, Henrique Amoedo o Jordi Cortés demostraron que la danza es posible seas como seas, y Kioko Suzuki demostró que hay que admirar el arte, no por el apellido que  le pongamos. Inclusión es que nos veamos como iguales siendo cada uno un ser diverso. Otra idea que salió es la necesidad del trabajo asociativo y la interdisciplinariedad, trabajo entre asociaciones e instituciones, colectivos, federaciones es fundamental en una causa común como es la inclusión social.

Además, hay distintas formas de trabajar un mismo tema, dependiendo de la especialización del que lo trabaja, ya venga desde las artes, la historia, la pedagogía o la medicina, es fundamental para poder generar un buen proyecto. Estoy de acuerdo con Miguel López Melero, la necesidad de una buena terminología para hablar de la diversidad es fundamental en el camino a la inclusión, aunque creo que todos hablamos de lo mismo, el término que empleamos es fundamental.

De Carlos Herrero me quedo con una idea y es que nosotros estamos viviendo una crisis tremenda, pero ellos en Bogotá viven una crisis continua, y que, no obstante, han montado una serie de proyectos con una calidad verdaderamente increíble. La crisis nos hace agudizar el ingenio, con pocos recursos y mucha imaginación podemos llegar a hacer verdaderas maravillas.

* Álvaro Juanas Fominaya, Máster en Museos: Educación y Comunicación.

2 comentarios. Leave new

Hola, me gustaría pedir disculpas a Juan García Sandoval ya que al pasar los apuntes al post no dije nada acerca de su comunicación, no obstante qué puedo decir de él y su labor, de sobra conocida, además de hacer un breve acercamiento a los distintos museos que comenzaron la inclusión social, y los proyectos que realiza en Murcia como es el proyecto de mosaicos, sin duda una verdadera joya.
Además las fotos que aquí aparecen son cortesía suya.
Gracias Juan por todo

Responder
Jesús Fernández
25/09/2014 22:18

Me gusta. Sigue así.

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>