El arte contemporáneo y las posibilidades didácticas de los discursos poéticos

sep 04, 2014
cleofe

La exposición de arte contemporánero “Doble dirección”, en el Centro de Arte la Panera (Lleida), me parece una genial propuesta.

Este Centro de Arte lleva a cabo, durante 2014, una propuesta expositiva en colaboración con el FRAC de Córcega y el Institut Ramon Lull. Para materializar este proyecto, se realizan dos exposiciones en forma de intercambio. Por un lado, una parte de la Colección del Centre d´Art la Panera se ha visto en Córcega; y, en la actualidad la colección del FRAC está ubicada en La Panera y es la que nos ocupa.

Doble DireccióCon el tratamiento de la inmutalbilidad del mundo, se planeta la inconmensurabilidad de su comprensión en la búsqueda eterna del ser humano. Cómo el detalle nos confisca lo inconmensurable y lo magno eclipsa lo pequeño. Todo, en definitiva es el calibre de la condición de la existencia. Estas posiciones encontradas tienen que ver con una de las piezas claves de la exposición: una gran estructura compuesta por una bola de papel rodeado, recubierta de una rejilla que incorpora pinchos que, Pistoletto hizo rodar por las calles de Turín en los70. Museográficamente ésto se contrapone a la representación del mundo minúsculo dibujado en un garbanzo por Wifredo Prieto.

Hunde sus fundamentos en la exeriencia multisensorial y en elementos simbólicos básicos de la naturaleza que, en trabazón conjunta, tienen que ver con el mundo y su conformación. Se vinculan a su interpretación ligando estos aspectos con la experiencia personal sentida y vivida por las personas. El discurso no viene dado, está en permanente construcción. La afluencia de visiones es un punto de partida. Es asimismo, susceptible de un tratamiento transversal y abierto a multiplicidad de públicos. Didácticamente ofrece multitud de elementos para garantizar un planteamiento inclusivo, versátil y crítico. ¿Cómo puede una exposición generar espacios simbólicos diversos, proclives al aprendizaje? Es idónea para proyectar lo que Fontal denomina “Experiencias apropiativas”, consiste en “(…) hacer a los públicos cómplices de una sensación, una idea o un sentimiento hacia un elemento artístico es la verdadera clave para que lo comprendan, lo compartan, lo sientan y lo disfruten” (Fontal, 2012, 129).

Asimismo, busca diferentes niveles de emotividad, que derivan en un punto de vista experiencial, a través de medios varios: fotografía, video-instalación, sonidos (mar y música), imágenes proyectadas, fotografía con perfomance inserto. Se busca el tránsito mediante lo explicito e implícito. Especialmente, un contacto del individuo con la realiad del mundo, con elementos constitutivos como son la tierra y el mar. Los resortes y recursos son fragmentos interpretativos, que se van edificando en el todo en conjunción de significados. En este sentido y siguiendo las los planteamientos de Fontal “La acción didáctica implica diseñar y tomar decisiones, por lo que se convierte en un proceso creador y, en el mejor de los casos creativo; llevar a cabo la secuencia de “pensamiento-acción pensada- reflexión- crítica- pensamiento para la acción”. Es por ello que, la exposición de arte contemporáneo y su lenguaje genera un recorrido de discursos que, en educación son justificadamente atractivos para llevar a cabo aprendizajes reflexivos sobre la realidad que nos rodea y su concepción.

Doble DireccióDe otro lado, focalizando la atención en los elementos constutivos significativos, el espacio de sala, entre ellos, se presenta diáfano e invita a un recorrido individualizado, equidistante. Cada cual puede conformarlo a nivel propio e ir pivotando en un “lugar-rincón” a otro, desde diferetnes ópticas y miradas. Constituyen aspectos a acontecer en la vivencia del propio recorrido narrativo. La luz proyectada es eje vertebrador de la identidad de la exposición; se erige como elemento constructivo de la atmósfera que envuelve en sentidos al visitante. La elección luminotécnica tiene que ver con los criterios de sumersión en el aura del mar y en la tibieza de la tierra. La recreación de un túnel sobre el valor edificativo de la naturaleza. El espacio ilumina en sus contrastes. Llama la atención, una instalación con la que el visitante se encuentra al inicio de la estancia. La obra del artista Bill Culbert, en ella “se contrapone todo tipo de objetos cotidianos a la inamterialidad de la luz. Esta confrontación trasciende a la vida del objeto y lo libera de su peso y de su gravedad (…) Son confrontaciones extrañas, pero frecuentamente muy poéticas” y nos remiten a la Vía Láctea, homónimo al título de la instación.

Continuando con estos eslabones de sustento, el color es otro elemento a destacar de coherencia interna. El uso de los diferentes tonos de azul invita a recorrer el las profundizades del mar y sus matices. Se trata de recrear los colores del Mediterráneo, tamizados por la luz que deja ver, tanto la visión monocroma, como la polícroma.
Todo este reguero lírico queda reflejado pictóricamente en las realizaciones de Marthe Wery con la serie Bleu L´île.

Holísticamente, en su conformación, se dota de sentido de unidad a la exposción y a la experiencia a vivenciar por el visitante. Se hace perceptible así, un montaje creativo en sí mismo, de interconexión de elementos muy bien trabados. Permite una mirada de horizonte; estos es, una mirada transversal por una propuesta transformativa que hace posibilita el planteamiento y replanteamiento de cuestiones, aun inconclusas. El modo de configurar el montaje es dinámico, huye del enquistamiento en la estaticidad y proporciona la aportación de la sorpresa y el choque con las internalidades personales. En este sentido “La mirada transversal busca una creación emotiva con el espectador utilizando una apuesta en escena consecuente con las intenciones, aceptando la artificiosidad de los medios y la subjetividad, permitiendo la interpretación; sin embargo algunos críticos entienden, dedde una posción protectoramente conservadora, que esto es pco menos que una irreverencia, una falta de respeto hacia los verdaderos protagonistas de la comunicación artística; el pintor y el público” (Peréz Valencia, 2007, 42). Asimismo, la grieta en el pensamiento y los posicionamientos ante las ramificaciones de la reflexión se postulan como realidad manifiesta.

Bibliografía: Pérez Valencia, P. (2007), La insurrección expositiva. Gijón: Trea; Macaya, Ricoma, Suárez (Coords) (2012), Artes, educació i inter-disciplinarietat: Els projectes, punt de trobada entre museos i escola. Diputación de Tarragona: MAMT Pedagógic.

*Cleofé Campuzano Marco. Estudiante del Máster en Museos: Educación y Comunicación, Universidad de Zaragoza.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>