Eleuterio Blasco Ferrer, dibujo y compromiso

nov 04, 2014
Talita

img120Del 22 de septiembre al 3 de octubre de 2014, en la Sala de Exposiciones de la Facultad de Bellas Artes en Teruel, tuvo lugar una exposición de dibujos de Eleuterio Blasco Ferrer, originario de Foz Calanda, aunque por vía materna, muy arraigado a la localidad de Molinos en el Maestrazgo turolense.

Fue una exposición que pretendió rendir homenaje al escultor anarquista en el 75º aniversario de la derrota de la Republica Española y el comienzo del exilio de muchos de sus partidarios.

También se cumplen 30 años desde que la Asociación Cultural de Molinos plantara el germen del Museo de Molinos, un ejemplo pionero en el movimiento de recuperación de la memoria como herramienta cultural y también del fenómeno de la nueva museología. Su mayor conjunto artístico y documental de casi 500 dibujos originales, se conservan en el Museo de Molinos, gracias a la donación del propio artista tras volver del exilio en 1986.

Una selección de 46 bocetos compuso la exposición Dibujo y compromiso en la obra de Blasco Ferrer, que antes de haber sido llevada a la Sala de Exposiciones de Bellas Artes en Teruel se mostró al público por primera vez en Molinos durante los meses de verano. Las obras fueron seleccionadas en cuanto a etapas del artista; la que la infancia en el Bajo Aragón y las duras condiciones de trabajo suyas y de su familia, marcadas por la humildad y la pobreza, su principal fuente de inspiración; la que sobrevive en los años 30 con su traslado a Barcelona y el despertar de su conciencia política con la causa obrera y el anarquismo; la que surge durante su estancia en los campos de concentración franceses tras cruzar los Pirineos.

Todo esto se ha llevado a cabo gracias al impulso del Ayuntamiento de Molinos y de la Comarca del Maestrazgo, que junto a los investigadores Rubén Pérez Moreno e Inmaculada Real López, han catalogado e inventariado en el Sistema Integrado de Documentación y Gestión Museográfica (DOMUS) los dibujos donados, contribuyendo decisivamente a la divulgación de la obra de Blasco Ferrer y renovando la propia sala dedicada al escultor en el Museo de Molinos.

*Marina Solans Gistau, alumna del Máster en Museos 2013-14 y becaria del Departamento de Patrimonio Cultural en Comarca del Maestrazgo (Teruel).

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>