¿Hacen falta más museos en España?

jul 18, 2014
Talita

Esta pregunta me lleva rondando en la cabeza desde que empecé el Máster de Museos: Educación y Comunicación de la Universidad de Zaragoza.

En España no existe un censo oficial de museos pero, según Virginia Collera en su artículo “La burbuja de los museos”, escrito en el diario El País el pasado 14 de Mayo de 2011, en nuestro país existen más de mil, más los que están pendientes de inaugurar. En el año 2006, María Fernández Sabau concretó un poco esta cifra, estableciendo que, entonces, existían un total de 1.343 museos y colecciones museográficas.

A partir de los ’80 del siglo pasado, y sobre todo en tiempos de bonanza económica, se construyeron multitud de museos de nueva generación con la finalidad de atraer turismo y revitalizar la vida de las ciudades; proliferaron los museos locales, y las temáticas de éstos se ampliaron de forma desorbitada. Muchas de estas instituciones fueron generadas como homenaje a sus arquitectos de renombre, dejando el contenido como un asunto secundario, y creándolos sin tener un plan concreto, una línea científica, ni una buena gestión.

La tendencia ha sido medir la calidad de un museo por la cantidad de visitantes que recibe sin importar aspectos más importantes como la calidad de la visita o la labor científico-educativa que conlleva ésta.

timthumb Y ahora, ¿qué? Actualmente, muchos de estos museos, centros de interpretación, y demás espacios, están cerrados o funcionando a duras penas, con trabajadores desbordados de trabajos y funciones. Hay ejemplos diversos: el Centro Tecnológico de la Madera de Siero en Asturias, el Museo Internacional de Arte Íbero de Jaén, o el Centro de Interpretación Ambiental del Monte Abantos en Madrid son solo algunos de esos proyectos museológicos frustrados.

Asimismo, vemos cómo el público no se afianza. Según recoge PEIO H. RIAÑO en su artículo “La clase media da la espalda al museo”,  publicado en El Confidencial el pasado 4 de Enero de 2014, la visita al museo se sigue vinculando con la experiencia turística (“¿Cómo me voy a ir de Madrid sin ver el Prado?”) y, generalmente, éste no se considera como un espacio interesante de ocio sino que, aún, se tiene una imagen del mismo como un lugar “aburrido, sobrio, solitario o silencioso”, casi como un espacio elitista.

Estos datos están recopilados por el laboratorio permanente de público de museos bajo el título “Conociendo a todos los públicos ¿qué imágenes se asocian a los museos?” María Bolaños indica que el museo “debe abandonar su viejo papel, que tanto descrédito le ha causado, de presentarse como un lugar de celebración o de legitimación de su colección, como el instrumento de una visión cerrada y prescriptiva, y convertirse a cambio en un lugar de experimentación y estudio, un campo de juego abierto a la potencialidad crítica que sus obras ofrecen.”

Por otro lado, se aprecia una bajada de visitantes en estas instituciones; el Museo del Prado, por ejemplo, perdió el año pasado cerca de 500.000 usuarios y, aunque algunos de estos museos pueden mantenerse con pérdidas de público, para la gran mayoría esto puede suponer una difícil situación económica que desemboque en un cierre temporal o definitivo.

Esta pérdida de visitantes no debemos verla solo desde el punto de vista cuantitativo, si no desde un punto de vista más profundo, ¿qué estamos haciendo mal para que la gente deje de ir a visitar los museos?

Aun así, aún aparecen nuevas ideas y proyectos para la creación de nuevos museos en España. Teniendo esto presente, lo que me pregunto es, ¿realmente España necesita más museos? Que me lo pregunte yo, que acabo de terminar la fase teórica de un Máster sobre museos y no tengo empleo, puede que parezca tirarme piedras sobre mi propio tejado, pero nada más lejos de la realidad.

Logo CongresoTras el II Congreso Internacional sobre Educación y Accesibilidad en Museos y Patrimonio (Huesca 2014), quedé sorprendido de las actividades y proyectos en marcha de distintos museos, salas de exposiciones, asociaciones y empresas ya que, en ellas, se veía el mismo como un espacio de interacción con la sociedad, consiguiendo apoyo por parte de los usuarios del museo. También he visto cómo museos como el Museo Angel  Orensanz y artes de Serralbo agradecían propuestas, pero nos comentaban que solo 2 trabajadoras (Educadoras de Museo) estaban saturadas como para poder sacarlas adelante.

Así pues, mi reflexión se dirige a que creo que la solución no pasa por generar una mayor oferta de turismo cultural en España, donde como vemos estamos bastante completos, sino que, en mi opinión, necesitaríamos revisar, reorganizar y afianzar los museos que existen actualmente.

Antes de generar más espacios incompletos, sin un personal suficiente para poder cumplir con unas funciones básicas que nos marca el ICOM, deberíamos apostar por revitalizar nuestros espacios actuales, generando actividades que atraigan, afiancen al público, y hagan perder esa imagen sobria y distante que la sociedad tiene prefijada. Hay ya una cantera buena de educadores de museo formados y preparados para asumir competencias y responsabilidades en este marco que dibujo.

Desde mi punto de vista, lo que se vio en el Congreso de Accesibilidad de Huesca es una muestra importante de esta mentalidad revisionista del panorama actual, y espero que pronto sea una corriente mayoritaria.  Afianzando y atrayendo al público creo que generaríamos más empleo, así como mostrando un nuevo museo más cercano, abierto y participativo donde los visitantes se sientan cómodos.

Para concluir, creo dejar claro que prefiero una menor oferta de museos, siempre que esa oferta sea de calidad y transmita una experiencia más cercana, pero ahora el reto es poder trabajar en algún espacio cultural para aportar mi granito de arena al cambio.

Bibliografía:

  • Bolaños Atienza, María. (2011) Los museos, las musas, las masas. Revista Museo y territorio nº 4 Diciembre 2011 7-14
  • Fernandez Sabau, María. (2009-2010) ¿Planificación sostenible? Una panorámica de la planificación actual de museos en España. Revista Museos.es nº 5-6  38-49
  • VVAA. (2012)  “Conociendo a todos los públicos ¿Qué imágenes se asocian a los museos? Laboratorio permanente de público de museos, Ministerio de Educación Cultura y Deporte.

Fuentes digitales:

Collera, V. “La burbuja de los Museos” http://elpais.com/diario/2011/05/14/babelia/1305331975_850215.html(14-05-11y16-07-14)

Peio H Riaño “La clase media da la espalda al museo” http://www.elconfidencial.com/cultura/2014-01-04/la-clase-media-da-la-espalda-al-museo_72602/  (04-01-14y16-07-14)

*Álvaro Juanas Fominaya

Máster Museos: Educación y Comunicación (2013-2014)

Universidad de Zaragoza.

9 comentarios. Leave new

Gracias Reyes, estoy de acuerdo en parte contigo pero creo que a raiz de este artículo de Álvaro no nos debemos centrar en el tema de la gratuidad o no de los museos, este es un discurso un poco complejo que nos llevaría a otro debate, por cierto muy interesante también. Desde luego, no soy tampoco partidaria de que la cultura ha de ser gratuita totalmente.

Responder

Estoy de acuerdo que en este artículo el tema principal es la calidad que ofrecemos en los museos, el tema de la gratuidad o no gratuidad de los mismos es un debate que no me gustaría iniciar ahora, bien es cierto que económicamente muchos museos o casi todos son deficitarios, incluso los grandes museos, contando con todas las funciones que tienen que hacer ya que solo en mantenimiento y restauración se van grandes cantidades, lo que reitero es que ya que pagamos una entrada al museo, que lo que se venda sea una experiencia agradable.

Responder

Yo insisto, los museos nacionales deben de ser gratuitos para los ciudadanos, la cultura y mas del Estado tiene que ser tambien del pueblo y poder acceder a ella libremente, como el que utiliza un parque para pasar la tarde.
Tener una plantilla de educadores de museos, para formarnos a todos, y de esta forma el Estado ganaría teniendo una población mas culta, por tanto mas preparada e informada.

Responder

Alvaro me gustö tu artículo, y creo que es la linea a seguir, “ver los museos cercanos,y amenos”, es la solución para que el público podamos asistir sin reparos.
En España hay muchos y muy buenos museos, el mayor problema es el coste de ellos para los ciudadanos de a pie, y tambien hay museos gratuitos que necesitan esa publicidad y acercamiento.
La figura del educador de museos es, primordial, educar desde niños y a los jovenes es fundamental para el nivel cultural del pais. Un beso

Responder

Estoy de acuerdo contigo Reyes, creo que esa imagen obsoleta del Museo como lugar de exposición estática y sin relación con el usuario debe cambiar.
Cierto es que el precio de las entradas muchas veces nos resulta cuanto menos llamativo, no obstante yo creo que, si en esa entrada estás dando la oportunidad de tener una experiencia cercana y cómoda ese precio parecerá menor o al menos compensado.
Los educadores de museos debemos tratar de conseguir esa experiencia en la visita, sin perder el rigor educativo y respetando el patrimonio conservado hacer más atractivo no solo a niños y jóvenes, también a personas mayores, a personas en riesgo de exclusión social, etc.

Responder

Fidelizar públicos es una idea de tu artículo, Álvaro, que me parece interesante de profundizar, ahí está la necesidad de disponer de buenos educadores en los museos, gente bien preparada y con habilidades para atraer a la gente. Hace dos fines de semana una amiga mía fue con dos niños a la Aljafería de Zaragoza, porque había estado en otra ocasión con los grupos de familia que se organizan y le había parecido atractiva la visita. Pues bien, esta vez los dos niños se aburrieron y a mitad de la visita se tuvieron que marchar porque la “monitora” que debía hacerlo ese día resultó tener poco gancho (sic). Consecuencia, será difícil que esa familia vuelva porque ya tiene una mala experiencia.

Responder

Es cierto que tenemos que trabajar en la fidelización de públicos, debemos evitar que el museo sea como el dentista, de ir una vez al año de revisión y a desgana.
cierto es que aún hay monitores, guías y demás que hacen que salgamos espantados del museo. Por suerte gracias a la formación que tenemos en este Máster y en otros espacios poco a poco vamos formándonos con una visión nueva y abierta del Museo.

Responder

Pilar gracias por tus palabras, estoy de acuerdo contigo en que hay que admirar la labor que desempeñan muchos museos para seguir adelante.
También es cierto que estamos en momentos muy lamentables para la cultura general, basta con encender la televisión y vemos como se exalta la figura del inculto orgulloso de serlo, no obstante tenemos dos opciones, una acomodarnos a esta realidad y otra que es seguir defendiendo la cultura desde nuestros ámbitos, como he podido ver en Patrimonio para jóvenes estáis muy activos y eso es digno de mencionarlo.
Espero que entre todos los granitos de arena que vamos juntando consigamos construir un futuro mejor.

Responder

Tienes mucha razón en las cosas que dices Álvaro. Creo que hay que hacer funcionar mejor, o de otra forma, lo que ya existe. Es de admirar el heroísmo con el que trabajan tantísimas personas, como tú bien dices desbordadas, pero haciendo todo lo mejor que pueden.
Parte del problema , bajo mi punto de vista, no está en los museos sino en una cada vez mas baja cultura general y lo que me resulta más grave todavía y he constatado varias veces; el “soy inculto y además presumo de ello”. En patrimonio para jóvenes,todas estas circunstancias nos llevan a pensar qué podemos hacer, y hacer y trabajar bien en lo poquito que podamos, aportando con ilusión nuestro grano de arena. Siempre construirá mas un grano de arena positivo que un grano de arena de crítica o queja. Un saludo y suerte en el futuro profesional.

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>