Museum Educator in the Comarca de la Sidra

May 07, 2012
Talita

¡Madre de Dios! como dice mi suegra. 20 años. Y resulta que yo estaba en esa primera promoción de Educador de Museos, ahora Máster. Me acuerdo de algunos compañeros/as, de nombres nada de nada… eso es lo que pasa por ser de los primeros, cuando el correo electrónico era un cartero con los pelos de punta y yo encima de tan lejos. Recuerdo el viaje a Barcelona para visitar distintos DEAC de buenos y activos museos. Las prácticas un tanto solitarias en el Museo de Bellas Artes de Oviedo (no fui muy bien atendido). También recuerdo los primeros macintosh que tenía el colegio universitario. Cosas.
Y mi proyecto fin de curso que lo escribí en una pequeña máquina de escribir que me dejó mi tía, en cuya casa me alojé durante ese curso. Creo que era una olivetti pluma 22 de color crema. Las fotos que ilustraban mi trabajo estaban hechas en b/n (la verdad es que no me acuerdo porqué no en color). Me gustó ese proyecto, lo debo de tener por ahí en algún AZ en el trastero. Disfruté haciéndolo. Me acuerdo que la envergadora que planteaba superaba toda lógica de ejecución (la ambición del recien titulado), por eso tuve que centrarlo en una acción educativa única, concretamente sobre la arquitectura civil y palacial de la ciudad de Huesca, todo un itinerario para trabajar ante los propios edificios (algunos solamente fachadas) para finalizar en el Museo de Huesca como sede de la antigua Universidad de Huesca. Pero el proyecto quedó en eso… una idea plasmada en unos cuantos folios ordenados. La verdad es que pasé un buen año en Huesca, ciudad que quiero y con la que tengo lazos familiares y a la que voy siempre que puedo, entre otras cosas para pasear al lado de las pajaritas de Ramón Acín en el Parque Miguel Servet.
El Postgrado me abrió los ojos y me ayudó a centrarme después de lo desorientado que salía de la Facultad de Geografía e Historia de Oviedo. El otro día de visita en casa de mi madre -en Ponferrada, León- me encuentro con una carta de la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación de la Universidad de Zaragoza. Hace casi 20 años que ya no vivo con mi madre, pero ahí aún recibo las cartas que de vez en cuando me llegan de la Universidad. Mi orientación profesional se ha encaminado, prácticamente desde el mismo año que terminé los estudios de Huesca, a la difusión cultural, realizando labores de gestión cultural en distintas corporaciones locales. Y aunque las estrategias didácticas siguen formando parte de los proyectos en los cuales participo, mi labor educativa solamente se reduce a tareas de comunicación dentro de las funciones de gestión: Programación cultural, difusión artística, programas educativos en el ámbito medioambiental, información, participación y asociacionismo, incluso algunas acciones de puesta en marcha de pequeños museos y exposiciones (menos de lo que me gustaría). Actualmente, desde hace ya 10 años, en el Servicio de Juventud y Cultura de la Mancomunidad Comarca de la Sidra en Asturias (www.comarcajoven.com), antes en otros municipios, pero siempre en Asturias.
Precisamente en estos meses me estoy encargando (espero que temporalmente) de varias mejoras museográficos a aplicar en un pequeño museo dedicado a la Escuela Rural que gestiona uno de los ayuntamientos que conforman la Mancomunidad Comarca de la Sidra. Se trata del Museo de la Escuela Rural de Asturias en la localidad de Viñón (Cabranes).
* Luis Carlos Vecino Ferrer. Primera promoción del Postgrado en Educador de Museo (1989-90)

No comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>