In National Museums

May 28, 2013
Talita

Recuerdos del Postgrado de Educador de Museos curso 1991-1992.
Cuando decidí cursar el Postgrado en Educador de Museos, que así se denominaba el actual Máster en aquel lejano curso 1991-1992, ya había apostado porque mi futuro profesional se desarrollara en el ámbito de los museos. Sabía que no era una opción fácil, que debía pasar por una oposición en la que se convocaban pocas plazas y no todos los años, pero me di un tiempo para intentarlo. Había tenido ya un primer contacto con el trabajo del museo en el Museo de Zaragoza en el que, gracias a la generosidad de su director había desarrollado un periodo de prácticas en el curso 1990-1991, nada más acabar la licenciatura de Historia en la Universidad de Zaragoza.
Mis planes para el curso 1991-1992 eran encerrarme en la casa paterna en Huesca y dedicarme a estudiar las oposiciones al Cuerpo de Ayudantes de Museos del Estado y pensé que cursar el Postgrado sería un buen complemento para mi preparación. Y así fue, el postgrado constituyó un excelente complemento a la formación más práctica que había adquirido en Zaragoza porque me permitió consolidar mi formación en museología, totalmente autodidacta hasta ese momento, conocer proyectos y experiencias que se estaban desarrollando en diferentes museos españoles y tomar contacto con profesionales de diferentes ámbitos.
En ese momento el Ayuntamiento de Huesca estaba preparando una exposición sobre los hallazgos arqueológicos de los últimos años en la ciudad (Una mirada singular. Huesca en el pasado: arqueología urbana. 1984-1992) y Almudena Domínguez nos propuso a mi compañero Ramón Lasaosa y a mi realizar unos cuadernos didácticos (segundo ciclo de EGB y 3º de BUP) como trabajo de fin de curso que fueron publicados y sirvieron de base para los talleres y recorridos que hicieron los escolares oscenses en la exposición.
Ese año 1992 mis esfuerzos dieron su fruto y aprobé las oposiciones al Cuerpo de Ayudantes de Museos, cuyos exámenes compaginé con las últimas clases del Postgrado y con la elaboración del proyecto final. Me incorporé al curso de formación obligatorio para los nuevos funcionarios en octubre de ese mismo año y en enero de 1993 tomé posesión en mi primer destino en el Museo de América.
En 1997 ingresé por promoción interna en el Cuerpo Facultativo de Conservadores de Museos, siendo mi primer destino la Subdirección General de Promoción de las Bellas Artes del Ministerio de Cultura, donde desarrollé trabajos de coordinación de exposiciones de ámbito nacional e internacional y que resultó fundamental en mi carrera profesional, puesto que me abrió la puerta a la especialización en la gestión de museos y patrimonio histórico que he seguido desarrollando hasta hoy y supuso el inicio de una etapa de 9 años de trabajo con la que entonces era la Subdirectora de esa unidad, Marina Chinchilla.  En 1999 me trasladé al Museo Arqueológico Nacional, donde continué ocupándome de las exposiciones temporales, además de hacer labores de apoyo a la Dirección. En el año 2001 me incorporé a la Subdirección General de Museos Estatales, en la que continuo trabajando en la actualidad, primero en el área de infraestructuras museísticas y museografía y desde el año 2005 como Consejera Técnica con dos líneas de trabajo principales: el programa de formación y el de relaciones internacionales de la Subdirección.
A pesar de que el Postgrado de Huesca estaba centrado fundamentalmente en la Educación y Difusión y de que mi carrera profesional se ha desarrollado en el ámbito de los museos, nunca he trabajado esta faceta de la actividad museística de forma directa. La carrera administrativa me ha llevado por otros derroteros, pero, sin ninguna duda, los conocimientos adquiridos y las experiencias vividas en el curso fueron de gran ayuda en mi formación y en los inicios de mi trabajo, por eso este año, cuando Almudena me llamó para impartir una clase, me hizo una ilusión especial reencontrarme con el Máster y comprobar que sigue teniendo la misma aceptación y vitalidad, si no más, que cuando yo lo realicé allá por el año 1991.

Ana Azor Lacasta. Consejera Técnica. Subdirección General de Museos Estatales. Ministerio de Cultura
ana.azor@mcu.es

No comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>